domingo, 20 de septiembre de 2009

Pintando las piedras

Liliana Lucki


"Caja con piedras"
Blog de Liliana Lucki
Posteado en el blog de Graciela Bello
Ver post completo de Graciela en este enlace

8 comentarios:

Liliana Lucki dijo...

Quien ponga piedras en mi camino,no detendrá

mi marcha. Solo serán trabajos que harán aun

mas felices mis horas. Cada piedra será ,un rostro

que me acompañara. No se hasta donde.......

Pero seguro,en todo mi camino,hasta dar la vuelta

y recomenzar. saluda Liliana

José Buhardilla dijo...

Liliana, es una bonita manera de sortear las piedras en el camino en la vida ¡embellecerlas! Me gusta tu obra. Mis saludos.

Graciela dijo...

Gracias por enlazarnos amigo!!!
Ya me habías invitado a visitarte, tenía guardado tu mail con los links, pero ahora he venido a ver las piedras de mi amiga y descubrí en tu blog muchos de mis intereses. Me alegra siempre encontrar "almas gemelas", interesadas en el arte y la vida.
Saludos y gracias. Te agrego en mi blog.

José Buhardilla dijo...

Gracias Graciela, sos bienvenida en los recovecos de mis buharillas. Gracias por el enlace. Saludos!

Estela .Seg dijo...

Es un arte extraño,pero muy atractivo.

Buscar piedras será una nueva actividad para

los virtuosos.

Nerina Thomas dijo...

Tu casa es abierta como la mía y eso me gusta. El sol entra por todos lados, hay luz en las palabras y juntos, compartiremos el camino.
Hay aquí aroma a mentes abiertas, manos extendidas y abrazos fraternos.
Gracias por tu llegada a mi vida!!
buena madrugada, ojalá escuches alguna vez, te enviaré saludos desde mi espacio, que desarrollo con mucha buena voluntad y gran humildad.

José Buhardilla dijo...

Gracias Nerina, me encantó lo de "casa abierta" . En realidad "una buhardilla" parecería ser un lugar silencioso, poco visitado, intimista, pero sí,tenes razón, esta tecnología de los blogs permite abrir las ventanas y las puertas para compartir el contenido...con quienes se aventuren por las escaleras y no se extravíen en el desorden...Ya escucharemos el programa, soy muy poco noctámbulo, o noctámbulo al revés, porque suelo andar de madrugada como los monjes. Cariños. JL

Anónimo dijo...

Esto es raro.

Es arte que resulta de una gran imaginación.

Ver algo en las piedras,es ver mas alla.

Tal vez si lo miro mas de una vez,me guste.